¿Quién da mas por ser Emperador?: el Imperio Romano a pública subasta !

Emperador_Cómodo31 de diciembre de 192: el infame emperador Cómodo, muere asesinado, estrangulado, mientras se bañaba en Palacio, fruto de una conspiración liderada por senadores y con el beneplácito de la todopoderosa Guardia Pretoriana , encargada básicamente de la protección de la familia Imperial, y en especial de su Emperador, pero a su vez, de la seguridad de la ciudad de Roma .

Son tiempos muy convulsos en Roma.

Helvio_PertinaxCom resultado, se elevó al trono al anciano senador Publio Helvi0 Pertinax, reinado que sólo duró 86 días .
Pertinax, veterano de 66 años, no aceptó de buen grado el ofrecimiento, consciente del lío en el que se metía, pero la persuasiva insistencia de los pretorianos y en menor medida del Senado, terminó por convencerle, muy a regañadientes .

Su corto reinado se explica porque el veterano nuevo emperador intentó imitar las  austeras prácticas del añorado Marco Aurelio (totalmente apartadas por su hijo Cómodo). En concreto y entre otras cosas, procuró reducir el poder (casi ilimitado ) que había adquirido la Guardia Pretoriana, sobre todo en tiempos de Cómodo .

Guardia Pretoriana

Guardia Pretoriana

Redujo el salario de los Pretorianos y así como los los gastos de Palacio en un 50% , pues las arcas del Estado estaban al borde del colapso, como resultado de la infausta gestión económica y despilfarro de la administración Cómodo .
Estas medidas entusiasmaron al pueblo, pero no así a una parte importante de la opulenta  clase alta ni a la acomodada Guardia Pretoriana, que esperaba por el contrario, una generosa recompensa por parte de Pertinax por haberle dado la púrpura imperial. Por este motivo, y enormemente decepcionados, amenazaron de amotinarse contra Pertinax .

Pretorianos

Pretorianos

Prudente, el Emperador dio marcha atrás en sus pretensiones y cedió a las exigencias de los Pretorianos , vendiéndose las propiedades de Comodo para pagarles.
Consciente del enorme peligro que suponía ser Emperador en aquellos turbulentos años, Pertinax siempre rehusó que su mujer e hijo tuvieran títulos imperiales, protegiéndolos con este hecho de posibles daños que les puedieran ocasionar cuando él muriera .

La mecha estalló cuando Pertinax prohibió a los Pretorianos pasear armados por Roma. La mañana del 28 de marzo de 193, se presentaron a las puertas del Palacio imperial un grupo de exaltados Pretorianos dispuestos a matar al Emperador. Pertinax, lejos de acovardarse, les ordenó que envainaran las espadas. Ante tal coraje, los solados obedecieron, menos uno, que se abalanzó sobre el César, clavándole varias puñaladas. A continuación, el resto, alentados y cegados por la violencia, se sumaron a la acción y lo masacraron .

De nuevo, el poder del Imperio estaba en manos de la temida Guardia Pretoriana.

Guardias Pretorianos

Guardias Pretorianos

Es en este momento cuando los Pretorianos, al frente de los cuales estaba el Prefecto Ecleto, pusieron en práctica algo intolerable y ofensivo para la sociedad romana de la época: poner a pública subasta el Trono Imperial entre los hombres más ricos e influyentes de Roma.

El cargo de Emperador estaba literalmente en venta al mejor postor .

Durante este grotesco espectáculo, el excònsul Didio Juliano se impuso a Tito Flavio Sulpicio, suegro de Pertinax y por tanto peligroso para los Pretorianos .
El precio final para la púrpura imperial romana se estipuló en 25.000 sestercios por soldado.

Didio_JulianoAdemás de esta enorme suma de dinero, Didio Juliano prometió a la Guardia Pretoriana que volverían a tener plena libertad de acción, parcialmente limitada por las incipientes reformas de Pertinax .
Una vez aceptado como nuevo Emperador, los Pretorianos lo escoltaron desde su campamento militar, en las afueras de Roma , en el Palacio Imperial, en medio de fuertes medidas de seguridad.

Campamento de la Guardia Pretoriana en Roma

Campamento de la Guardia Pretoriana en Roma

El nombramiento de Didio Juliano no gustó nada a la plebe pero aún menos a una parte del ejército, que no lo aceptó nunca.

Septimio_SeveroEs por ello que pocas semanas después, Septimio Severo, que había sido proclamado Emperador por las legiones de Iliria (actual Croacia), emprendió camino hacia Roma para derrocarle.

Juliano respondió a la amenaza fortificando Roma tan rápido como las fuerzas que disponía le permitían, pero ya una parte de los Pretorianos aprovechó la ocasión para escapar y dejarle solo .

Una vez logró llegar a Roma, Septimio Severo convenció al Senado para que éste decretara la muerte de Juliano.
Desesperado Juliano, envió a su Prefecto a encontrarse con Septimio para que le comunicara que le ofrecía compartir con él el Trono Imperial simultáneamente. Septimio mató al mensajero y envió un mensaje a los Pretorianos pidiéndoles la entrega inmediata de los asesinos de Pertinax a cambio de su impunidad, lo que aceptaron .

Los invitó a la vez a que salieran desarmados del campamento para jurarle fidelidad, pero una vez se presentaron con los uniformes de gala, los hizo encarcelar .
Les perdonó la vida, pero ordenó expulsarlos de Roma.

A partir de entonces, se reclutó a los Pretorianos entre las legiones de la frontera.

Mientras tanto, Juliano permanecía temeroso en el Palacio Imperial; inevitablemente fue asesinado el día siguiente por órdenes del nuevo y poderoso Emperador : Septimio Severo, iniciando una nueva dinastía imperial, los Severos; un periodo de relativa estabilidad política .

Víctor Bertran
www.limes.cat

Acerca de Víctor Bertran

Víctor Bertran Cortada (Barcelona) es empresario, Licenciado en ADE por la Universidad de Barcelona, Master en Dirección de Marketing por la Universidad Pompeu Fabra. Es un apasionado y estudioso de la Roma Clásica y todo lo que la relaciona hasta nuestros tiempos, en especial de su periodo Imperial. Ha viajado por todo el Mediterráneo y Europa siguiendo las huellas del antiguo Imperio Romano, así como visitado y estudiado numerosos yacimientos arqueológicos. Imparte conferencias y cursos relacionados con la Roma Clásica en diversos centros culturales. Publica periodicamente articulos en varias revistas especializadas en historia, como Antrophistoria.
Esta entrada fue publicada en Sabías que... y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario